top of page

Educación financiera infantil

¿Cómo enseñar a tus hijos a manejar el dinero desde pequeños? Esta es una pregunta que muchos padres se hacen, sobre todo en estos tiempos de crisis económica y social. La educación financiera infantil es un tema muy importante que puede marcar la diferencia en el futuro de nuestros hijos.


Primero entendamos qué es Educación Financiera:


Según la OCDE es "una combinación de conciencia, conocimiento, habilidad, actitud y comportamiento necesarios para tomar decisiones financieras acertadas y, en última instancia, lograr el bienestar financiero individual”.

Por lo que no sólo son los conocimientos técnicos, sino también las habilidades blandas que de forma individual, moldean nuestro comportamiento financiero.


Ahora, ¿cuándo enseñarle a mi pequeño educación financiera? Dice Robert Kiyosaki, en cuanto a él le nazca el interés sobre el dinero.


Cuando quiera pagar las cosas, juegue con monedas, haga preguntar sobre el precio de las cosas y quiera saber cómo ganar dinero, y eso puede ocurrir a cualquier edad.


Y, ¿qué debería aprender? Sencillo:

  • Habilidades técnicas (ahorro, presupuestos, inversión, etc.).

  • Habilidades blandas (comunicación, liderazgo, trabajo en equipo, etc.).

  • La práctica (vender y juntarse con personas económicamente activas).


Pero, ¿cómo hacerlo de forma divertida y efectiva? Aquí te damos algunos consejos y recursos que te pueden ayudar.


- Empezar por el ejemplo: Los niños aprenden más por lo que ven que por lo que oyen. Por eso, es fundamental que los padres seamos coherentes y responsables con nuestro propio manejo del dinero. Si queremos que nuestros hijos sean ahorradores, no podemos gastar más de lo que ingresamos o endeudarnos sin control. Si queremos que nuestros hijos valoren el dinero, no podemos regalarles todo lo que piden o comprarles cosas innecesarias. Si queremos que nuestros hijos sean generosos, no podemos ser tacaños o egoístas con los demás.


- Establecer un sistema de asignaciones: Una forma de fomentar la educación financiera infantil es darles a nuestros hijos una cantidad fija de dinero cada semana o cada mes, según su edad y sus necesidades. Este dinero debe servir para cubrir sus gastos personales (golosinas, juguetes, revistas, etc.) y también para ahorrar o donar a alguna causa social. Es importante que los padres no intervengan en las decisiones de los hijos sobre cómo gastar su dinero, salvo para orientarlos o corregirlos si cometen algún error grave. Así, los niños aprenderán a administrar su dinero con autonomía y criterio.


- Jugar con el dinero: Otra forma de enseñar educación financiera infantil es aprovechar los juegos y las actividades lúdicas para introducir conceptos básicos como el valor del dinero, la diferencia entre ingresos y gastos, el ahorro y la inversión, el interés y la inflación, etc.

Te recomendamos 3 juegos:

  1. Turista mundial

  2. Monopoly

  3. Cashflow para niños

También podemos usar juegos online o aplicaciones móviles diseñadas para enseñar finanzas a los niños de forma divertida e interactiva.


- Leer libros sobre el dinero: Otra forma de educar financieramente a nuestros hijos es leer con ellos libros sobre el dinero y sus implicaciones sociales, éticas y ambientales. Existen muchos libros infantiles y juveniles que tratan este tema desde diferentes perspectivas y géneros literarios (cuentos, novelas, cómics, etc.). Algunos ejemplos son: "El principito" de Antoine de Saint-Exupéry; "Charlie y la fábrica de chocolate" de Roald Dahl; "La telaraña de Carlota" de E.B. White; "Harry Potter" de J.K. Rowling; "Los juegos del hambre" de Suzanne Collins; etc.


- Hablar sobre el dinero: Por último, pero no menos importante, una forma esencial de impartir educación financiera infantil es hablar sobre el dinero con nuestros hijos. No se trata solo de responder a sus preguntas o curiosidades sobre este tema (¿de dónde viene el dinero?, ¿para qué sirve?, ¿por qué hay personas ricas y pobres?, etc.), sino también de compartir con ellos nuestras experiencias personales (¿cómo ganamos nuestro dinero?, ¿cómo lo gastamos?, ¿qué dificultades hemos tenido?, ¿qué sueños tenemos?, etc.). Así podremos transmitirles nuestros valores e inculcarles una actitud positiva hacia el dinero.


Como ves, existen muchas formas de enseñar educación financiera infantil a nuestros hijos sin aburrirlos ni agobiarlos. Lo importante es hacerlo con amor, creatividad y constancia.


¿Quieres que te acompañemos en el desarrollo de habilidades financieras tempranas de tu hijo?


¡Inscríbete ahora a nuestro taller "Yo Creo Prosperidad"! Además de desarrollar las habilidades necesarias para un mundo empresarial, les ayudamos a construir su primer ingreso residual.


Comenzamos el 1 de abril de 2023. El cupo es limitado, así que reserva tu lugar ahora.


143 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page